Disdalia

Índice
  1. Dislalia - Un caso real
  2. Tipos de dislalias funcionales
  3. Tratamiento de la dislalia

Dislalia - Un caso real

La dislalia es un trastorno del habla que consiste en una dificultad para articular uno o varios sonidos de la lengua. Puede ser de origen orgánico o funcional, lo cual determinará el tipo de intervención necesaria por parte del logopeda y su evolución.

La dislalia orgánica se produce debido a una anomalía estructural o anatómica en los órganos bucofonatorios de la persona que la presenta. Un ejemplo de esto sería un individuo con labio leporino que también tiene dificultades para pronunciar fonemas bilabiales. Por otro lado, la dislalia funcional se caracteriza por la alteración de uno o varios sonidos del habla sin una causa aparente en la morfología neuromuscular de la persona, pero sí en su funcionamiento.

En el caso que presentaremos a continuación, se trata de una dislalia funcional, por lo que exploraremos los diferentes tipos de dislalias funcionales que pueden existir.

Dislalia

Tipos de dislalias funcionales

Existen varios tipos de dislalias funcionales, cada uno con características específicas. A continuación, se describirán algunos de los más comunes:

Dislalia evolutiva: Es el tipo más común de dislalia y se presenta durante el desarrollo del lenguaje en la infancia. Los niños que la sufren tienen dificultades para pronunciar ciertos sonidos, pero con el tiempo suelen superar estas dificultades a medida que adquieren más habilidades lingüísticas.

Dislalia audiógena: Esta dislalia se produce debido a la dificultad para percibir correctamente los sonidos del habla. Puede ser causada por problemas de audición o por dificultades en el procesamiento auditivo, lo que afecta la capacidad del individuo para reconocer y reproducir los sonidos correctamente.

Dislalia apráxica: En este caso, la persona tiene dificultades para coordinar los movimientos necesarios para articular los sonidos del habla. Aunque la musculatura y estructura de los órganos bucofonatorios sean normales, existe una dificultad en la programación de los movimientos necesarios para la producción del habla.

Dislalia funcional mixta: Este tipo de dislalia se caracteriza por la presencia de múltiples dificultades en la articulación de los sonidos del habla. Puede incluir problemas en la pronunciación de consonantes, vocales y otros elementos del lenguaje.

Tratamiento de la dislalia

El tratamiento de la dislalia dependerá del tipo y gravedad del trastorno. En general, el logopeda trabajará con la persona afectada para mejorar su habilidad para articular correctamente los sonidos del habla.

Se pueden utilizar diferentes técnicas y ejercicios para fortalecer los músculos y mejorar la coordinación necesaria para una correcta articulación. También se pueden utilizar recursos como juegos, actividades lúdicas y terapia vocal para facilitar el aprendizaje y la práctica de los sonidos específicos que presenten dificultades.

Es importante señalar que el tratamiento de la dislalia debe ser individualizado y adaptado a las necesidades de cada persona. El logopeda trabajará en estrecha colaboración con el paciente y su entorno para garantizar los mejores resultados posibles.

En conclusión, la dislalia es un trastorno del habla que puede afectar la articulación de uno o varios sonidos. Puede ser de origen orgánico o funcional, y el tipo de intervención necesaria dependerá de esto. Con la ayuda de un logopeda, es posible mejorar la capacidad de articulación y superar las dificultades asociadas a la dislalia.

Si tienes alguna pregunta o necesitas más información sobre la dislalia, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.

Contacto:

Teléfono: (+34) 645 61 38 65

Correo electrónico: [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir